Lo bueno, si breve, dos veces… malo

faking it

¡Eso, bebamos para olvidar lo ocurrido!

Por eso de que siempre voy con retraso en enterarme de algunas cosas, fue ayer cuando me di cuenta de que ya no habrá más Faking It. Que sí, que ya lo sé: hay otras series (hello Orange is The New Black!) y más que estarán por venir, vale, lo acepto. Pero yo me siento huérfana. Estafada. Asqueada. Como si acabaran de darme la noticia de que alguien querido se me ha muerto en un accidente. Vale, tal vez esto sea el colmo de la hipérbole (lo es), pero no me negaréis que el hecho de que te cancelen una serie te hace sentir descolocada, como si de veras te acabaran de dar una inesperada y desagradable noticia.

Pero ya está… He visto el último capítulo de la serie y lo único que he pensado es: “¿En serio este ha sido el final de Faking It?”. Parece un episodio escrito así, deprisita y corriendo, como si Carter Covington tuviera una audiencia con Obama en el despacho oval de la Casa Blanca. O los agentes de la condicional lo estuvieran esperando para ingresar urgentemente en Guantánamo y, debido a ello, no pudiera detenerse a hacer algo decente, mejor que lo que hemos visto. Pero hasta en la cárcel se puede escribir, Carter. Hasta en la cárcel.

Cuando cancelan una serie de este modo, tan a la tremenda, de un día para otro, no me negaréis que una fan se siente como si acabara de perder algo. Al menos, yo, cuando he sabido la noticia, he estado revisando el suelo en busca de mis neuronas. Tenía miedo de que se me hubieran caído. No daba crédito.

faking_it_karma_and_amy_inset

Carter dice “je, je, je, ilusas, je, je, je”.

Es decir, tal y como yo lo veo, con las series canceladas atraviesas varios estados emocionales: una invierte su tiempo y sus horas en ellas, se emociona (Faking It es totalmente un placer culpable y aunque lo niegues, lo sabes), la mima, la apoya, la difunde, paga por ello, shippeaSUFRE y de repente… ¡cataplof! La cancelan y te conviertes en una suerte de homicida en potencia. Todo el amor que tenías muta entonces en odio: odias al productor, la cadena, el guionista, dedicas tiernas palabras a la madre del dueño de la cadena y al padre del guionista, firmas peticiones para que no la cancelen bajo riesgo de amenaza y cuando vuelves en ti, cuando lo asumes y se te pasa el enfado… simplemente descubres que no ha servido de nada.

La triste realidad es que ya ni siquiera sé por qué me sorprende, puesto que siempre hacen lo mismo. Que te dejen huérfana de serie es algo tan habitual que si todos los fans decepcionados del mundo diésemos un salto al mismo tiempo, La Tierra se desequilibraría de su eje. Estoy convencida de ello.

En el apartado lésbico a mí ya me pasó en su día con Sugar Rush y le eché la culpa a los británicos. Ahora me ha pasado con Faking It y se la echo a los americanos. Pero en un mundo en el que las audiencias, los anuncios y el dinero lo son todo, supongo que el respeto a los fans es lo de menos. Y que la culpa, al final, la tenemos ¿todos? O a lo mejor un público al que no le interesan demasiado los asuntos románticos entre gays y lesbianas. Me atrevería a decir que por ahí va el asunto.

Mi único consuelo es que no me ha gustado en absoluto el final que nos tenía preparado Carter Covington. Ha concedido varias entrevistas al respecto. Si te gustaba Faking It, no te las pierdas porque te quedarás pasmada. *Spoiler* Amy y Karma compartiendo jardín delantero y sendas casas estilo Wisteria Lane parecía prometedor, pero… no, no era eso lo que queríamos, Mr. Covington. NO-ERA-ESO… *Fin spoiler*. Lo que sí le agradezco es que me haya ahorrado tanto sufrimiento con Amy. Por lo demás, siempre nos quedarán los libros Pseudo-FakingIt y Sugar Rush para lamernos las heridas de las series perdidas. Y más que vendrán… que a nadie le quepa duda de eso.

Anuncios

6 pensamientos en “Lo bueno, si breve, dos veces… malo

    • En defensa de Sugar Rush hay que decir que a mitad de temporada ya sabían que no iban a renovar, por lo que tuvieron margen para darle un final más o menos digno. A veces depende de que la cadena se lo advierta con tiempo. Yo también pienso que es una de las mejores series de género lésbico.

      Me gusta

  1. ¡Qué susto me llevé ayer! ¿Una nueva entrada en el blog de la Sra. Mars cuando no hacía ni una semana de la última? Lo que digo, un susto del copón. Por poco no quedé colapsada. En fin, estas noticias siempre se celebran pero, sin tiempo a leer lo que decía pues la información me llegó a través del teléfon (una que siempre está conectada 😀😀), lo primero que pensé fue: “¡Horror, algo se está cociendo y yo sin enterarme!, ¿tan pronto? ¿le habrá dado algo? A este paso no nos va a dar ni tiempo de comentar. Socorrooo, se nos acomula el trabajo, … y mil ideas más.
    Después de la primera impresión, que ya digo fue de infarto, quedé más tranquila porque no sigo la serie y no puedo opinar. Así que… ¡Sra. Escritora! Modere sus entradas, no sea que nos acostumbremos a ellas y pidamos aún más. 😜😜😜
    ¡Ah!, a mí también se me enciende la sangre cuando malterminan (palabreja que no creo que exista) o dejan de emitir alguna serie a la que soy adicta. Y no ha pasado una vez, ni dos, ni…

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja. Oído cocina. La “Sra. Escritora” moderará sus entradas como venía haciendo hasta ahora, no sea que se/os (mal) acostumbre a ello. Y sí, ha brotado la fan que habita en mí. A pesar de que siempre sucede igual, no acabo de acostumbrarme a que me dejen con la miel en los labios. Me alegro de no ser la única. El sentimiento de indignación es idéntico, sea una serie u otra.

      Me gusta

  2. Parece que María me lee el pensamiento porque me pasó casi lo mismo cuando vi la nueva entrada en el blog jajaja..

    El tema de la series y sus cancelaciones abruptas me han provocado enojos monumentales, muy parecidos a los tuyos, ya he llegado a decir no me engancho con más nada, voy a matar a alguien, no pueden jugar con el publico de esa manera, bla,bla,bla.
    En un momento, para tratar de evitar embarcarme en una historia que de repente al finalizar la primera temporada era cancelada dejándome no solo sin continuación si no, lo que es peor, sin un final, solo las empezaba a ver cuando ya iban por la segunda o tercera temporada. Si bien esto no garantizaba que no las fueran a cancelar en cualquier momento y las dejaran mal acabadas o sin un cierre por lo menos minimizaba un poco los riesgos….ilusa de mi (pero bueno hay que tener sueños).

    Si bien todavía no he empezado a ver la tercera temporada de Faking It (que no podrías haberla definido mejor que un placer muyyyy culpable) ya había escuchado que la iban a cancelar.

    En fin, en este mundo todo es dinero, dinero,dinero, y si no se logra punto final sin importar el que esta del otro lado de la pantalla acompañando la historia. Comparto contigo lo de los fans decepcionados y el salto al mismo tiempo.

    Solo me resta despedirme de Amy dedicándole el sábado a la temporada final…….

    No vi Sugar Rush pero me entro la curiosidad con vuestros comentarios así que cuando pueda acomodarme un poco con el lío que tengo de series a medio ver , al día, atrasadas o en lista de espera voy a ponerme con ella.

    Te dejo un saludo

    Le gusta a 1 persona

    • “En un momento, para tratar de evitar embarcarme en una historia que de repente al finalizar la primera temporada era cancelada dejándome no solo sin continuación si no, lo que es peor, sin un final, solo las empezaba a ver cuando ya iban por la segunda o tercera temporada” —-> yo llevo practicando esta sana costumbre desde hace años, pero cuando se trata de una serie f/f hago excepciones… Y claro….así me va. Después viene la decepción porque son series que tienen muchas papeletas de acabar canceladas.

      Si tienes un hueco ve Sugar Rush. Es una buena serie, llena de humor británico, y en mi modesta opinión mucho mejor que el libro en el que está basado. ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Dime algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nico, por favor

Descarga el ebook de la novela Nico, por favor

Mirador estropeado

Aprendriz de vigía

Una chica de Marte

El blog de Emma Mars

De Princesas y Meigas

Relatos y Otras Historias

Atrezo y Esbozos

El Cuaderno de Lily

En vivo

Sitio personal de la escritora Mónica Martín

Iris Grace

Iris Grace Painting

Disforia Sexual en San Francisco

Literatura y otras cosas que quieren parecerse a ella

Blogracho

y alcoholizado de palabras

laprofesobreviviente

Mejor es vivir para contarlo

claraasungarciablog

Este sitio WordPress.com es la caña

Eley Grey

La educación y la visibilidad son las herramientas para conseguir la naturalidad

A %d blogueros les gusta esto: