¿Igualdad literaria?

aaa

Hace relativamente poco, más o menos unos meses, llevé a cabo una prueba. Quería saber, de manera cuantificada, qué diferencia había entre una novela romántica “lgbt” (protagonizada por personajes lésbicos, entiéndase) y una novela romántica heterosexual. Como el único modo que se me ocurría de cuantificar esta diferencia era el monetario, me planteé el siguiente reto: publicar una novela romántica heteronormativa y ver la diferencia de ingresos entre unas y otras.

Me puse manos a la obra.

Tardé exactamente 10 días en escribirla. Puede que doce, si tenemos en cuenta el diseño de portada, la invención de un pseudónimo cualquiera e ingeniar un título más o menos atractivo. El esfuerzo fue prácticamente nulo. Podríamos decir que escupí la novela. Tecleé como una posesa durante esos diez días. No pensé demasiado el argumento, no incluí ningún giro emocionante, no me esforcé en caracterizar a los personajes, no me detuve demasiado en darle vida a los diálogos y me olvidé por completo de la estructura. No hice nada, en definitiva, que pudiera convertir ese texto en algo significativo. Obviamente, el resultado fue una novela plana, lineal, predecible y sin demasiada enjundia. Muy parecida a cualquier comedia romanticona de las que se pueden ver en televisión cualquier sobremesa del fin de semana.

He de decir que tanta desidia estaba justificada: se trataba de un experimento. Quería (com)probar(me) si incluso aplicando la ley del minimísimo esfuerzo, el resultado era muy dispar entre un tipo de novela y otra.

Finalmente, y ya como último paso, el día 12 releí mi primera novela heteroromántica (solo una vez, nada de grandes revisiones) y la subí a Amazon, a esperar resultados.

Los obtuve más o menos dos meses después y os puedo asegurar que la diferencia fue demoledora. En esos dos meses la novela romántica hetero obtuvo el cuádruple de ingresos que TODAS mis novelas ¿lésbicas? juntas en el mismo período de tiempo.

Podríamos pensar que se debía a la novedad (una novela recién publicada siempre tiene más tirón que las que ya llevan un tiempo en el mercado), pero pasaban los meses y la estadística se mantenía: mi novela hetero (en la que había empleado cero esfuerzo y que dista mucho de ser interesante u original) seguía cosechando al menos el doble de ingresos que todas las novelas juntas que anteriormente hubiera escrito. Y os aseguro que no se debía a que fuera un best-seller, ni compitiera en lo más alto del género. No vayamos a pensar que “sin querer” me salió una mini obra de arte de la novela romántica, pues no se trata de eso.

¿Entonces qué es? ¿Cuál es la respuesta? Pues a riesgo de suponer demasiado o de pillarme los dedos con teorías que pueden fácilmente ser desmontadas, imagino que la gran diferencia monetaria estriba en dos razones:

  1. La novela romántica heterosexual tiene más público, como ya sabemos. Es de perogrullo decir que estadísticamente hay más mujeres heterosexuales en el mundo que mujeres lesbianas/bisexuales. A veces la cantidad puede marcar la diferencia respecto a la calidad.
  2. Las hetero no consumen por norma general novelas cuyos personajes no sean varón/hembra. O no saben que existen. O les tienen alergia. O no se ven representadas, por lo que carecen de interés por ellas. Un libro con personajes hetero es lo “normal”.

Sea cual sea la respuesta, me sigue pareciendo curioso el segundo punto porque nosotras, las LGBT, sí lo hacemos. A diario consumimos libros, películas, series, programas, cómics y todo tipo de propuestas culturales incluso si no nos vemos representadas en ellos. Incluso si distan mucho de nuestra manera de sentir o de querer. Incluso cuando nos hacen rechinar los dientes por el tufillo a heteropatriarcado que despiden algunas.

Así que, bueno, a menudo nos vanagloriamos de que España es el país del mundo con mayor aceptación LGBT y probablemente esto sea cierto. Pero investigaciones de a pie como esta, nos demuestran que todavía queda un largo camino por recorrer. Parece que algo falla cuando una novela escrita en 10 días con cero pretensiones y cero interés consigue llamar mucho más la atención que otras en las que se han invertido largas horas y cariño por el simple hecho de que uno (o varios) personajes tenga cierta orientación sexual.

Una sexualidad no normativa no debería definir a una persona y tampoco a un libro, como bien explica Andrea en este hilo de Twitter que recomiendo encarecidamente:

Creo que va siendo hora de que consigamos cambiar esto. Que la orientación sexual de un personaje no defina también el libro entero. Es hora de que hagamos valer nuestras obras, nuestros personajes, nuestra manera de sentir y crear. Es hora de que se les dé una oportunidad objetiva, de dar el salto al otro lado de la valla. No me cabe duda de que a poquitos lo iremos consiguiendo y lo haremos con la ayuda de muchos talentos que todavía están por llegar. Así que si escribes personajes LGBT, te animo a lo de siempre: publica, comparte, crea. No ganarás mucho dinero por ello, no te sacará de pobre ni seguramente plantarás tu trabajo para dedicarte profesionalmente a escribir, pero con tu talento y buen hacer estarás contribuyendo a darle la vuelta a una situación claramente injusta y desigual.

Anuncios

19 pensamientos en “¿Igualdad literaria?

  1. Hola Emma, tienes razón, nosotr@s (No heterosexuales) desde que estamos en el vientre de nuestra madre, nos bombardean con lo que debe ser “relaciones normales” (rosa/azul/ mujer/hombre) y sin embargo, ya sea por desición o por naturaleza, formamos parte de una minoria que esta luchando por ser reconocida y aceptada en todo el mundo, una minoria que es negada religiosa, politica y/o racialmente. Algo positivo siempre de las minorias, es que buscamos el respeto a lo cual debemos responder igualmente, nos apoyamos y el instinto de ayuda nace mas que nunca.
    En mi caso, aun sigo en el closet a mis 32 años, mi novia es maravillosa y nos apoyamos mutuamente. Por tal motivo he creado literatura-lgbt.com un espacio para concentrar aquellas hermosas historias de la comunidad, a mi me han ayudado a aceptarme mas y espero que a alguien mas.
    Gracias por tu post, es muy interesante.
    Nat

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario, Nat, igualmente interesante. Supongo que desde pequeños se nos ha inculcado eso de ver el mundo desde un cierto ángulo y hay que hacer un esfuerzo añadido para verlo desde otros. A veces cuesta, requiere un esfuerzo personal y ser conscientes. De ahí, quizá, el hecho de que muchas personas ni se lo planteen porque están cómodas con lo que les ha sido brindado. Pero es solo una opinión. Un abrazo. Gracias por comentar.

      Me gusta

  2. Pues no estoy de acuerdo Emma contigo.No creo que toda la Responsabilidad de los males de la Literatura,Cultura LGTB,la tenga el “Imperio Heterosexual” como se le denomina ahora.Tampoco creo que sea Responsable la sociedad de las diferencias entre Las Novelas Heterosexuales y Las Novelas De Lesbianas.Creo que las Escritoras/es también tenéis responsabilidad y también debéis reflexionar sobre ello.Como Lectora primero,y como persona que lleva un año preparando presentaciones,observando,aprendiendo e intercambiando opiniones y experiencias personales con Editoriales,Escritoras/es de Libros Heterosexuales y Dueños/as de Librerías y Lectores y Lectoras( de Libros de ambas clases),tengo una opinión completamente diferente sobre el Tema,insisto basada en mi experiencia personal.Responsabilidad,Reflexión ,Renovación, Prudencia y Humildad.Buenas noches,y un saludo desde el Norte.

    Le gusta a 1 persona

    • No hay ningún problema en discrepar, Belén. De hecho, te invito a que nos des tu punto de vista basado en la experiencia. Debatir me parece tan necesario como esa responsabilidad y reflexión que tenemos las autoras. La cual yo creo que hacemos, tanto en público como en privado, pero a lo mejor ese ya es otro tema a tratar en un hilo diferente. Lo dicho, te invito a que nos des tu punto de vista cuando quieras. Un abrazo.

      Me gusta

      • Pues empecemos por aquí.Algunos Escritoras,bastantes os mostrais inaccesibles y enigmáticas y a veces hasta misteriosas.Cuando intercambie opinión con la persona que preparaba libros de Escritoras y Escritores de Novela no temática,lo que ella me comentaba era completamente diferente.Escritoras y Escritores que le fácilitaban el Trabajo y muy cercanos al Lector.Cuando he estado en Librerías,y he preguntado por si estarían dispuestos a tener libros de Temática LGTBI,me librerías que sí,sin ningún problema y librerías que preguntaban sobre el libro y a penas encontraban información sobre el Autor o Autora del Libro.Yo misma,al confeccionar los Proyectos para preparar presentaciones he tenido muchos problemas para obtener la información deseada.Si queremos Divulgar Cultura LGTB,si queremos normalizar la Literatura LGTB,debemos darle la importancia y la seriedad que se merece.Si se quiere que la Sociedad lean y conozcan las Novelas de Lesbianas,eso hay que Trabajar lo junto con las Instituciones para que en las Bibliotecas públicas haya una Estantería de Temática LGTBI al acceso de las personas.Para ello se necesita implicación y compromiso y mucha seriedad.Puedo seguir,contando mi experiencia está basada en un año que llevo relacionada con este Tema.Elkar,fnac,Salas de Cultura,Centros de Interpretación,Alcaldes comprometidos con la divulgación normalización de la Literatura LGTB,Asociaciones Fotográficas dispuestas a implicarse en concursos de Fotografía de Temática LGTBI,y seguimos trabajando para abrir puertas.Pero siendo decirte Emma,que en este año los muros que se me han levantado son dentro del Colectivo.Las Redes Sociales cumplen su objetivo,pero a los Lectores se les ha de buscar a pie de calle,.Si quieres cuento más..Un abrazo de oso desde el Norte,Emma.

        Le gusta a 1 persona

  3. Bastante interesante y respetable tu punto de opinión Belén, a lo cual tres puntos que tocas que me parecen fundamentales desde mi punto de vista como lectora. Primero, tienes razon, no hay lectores por que sigue habiendo mucha gente que no lee nada (hetero o LGBT+) por lo tanto la demanda ante las librerias es poco, recordemos que todo lo que se intercambia con dinero es negocio al fin de cuentas, ni se diga de bibliotecas publicas o escolares. Segundo, desde que empece a buscar libros de tematica LGBT, al entrar a amazon, goodreaders o cualquier otra pagina o librerias fisicas, no te muestran los libros con tematica en la pagina principal o a la entrada, si realmente te interesa tienes que buscarle y curiosamente los encuentras en las recomendaciones de las paginas donde no solo hablan de libros, tambien de peliculas, musica, noticias, etc. Incluso llegas a conocer primero las series y/o peliculas que se hicieron a base de libros que se publicaron hace decadas (tipping the velvet, carmila, anne lister, carol, etc), solo entonces se hacen exitosos los libros, ejemplo Carol. Tercero, de los 23 libros que llevo este año, he tratado de comunicarme con algunas de las escritoras, ya sea por su blog y/o redes sociales, y me han contestado muy amablemente.

    Por lo tanto, creo que se resumen en oferta-demanda, difución de la información responsablemente y por supuesto como dices, compromiso y humildad. Por que habemos muchos que aun la sociedad es cerrada al tema, por lo tanto nuestro apoyo/amigo/maestro/consuelo son los libros.

    Nat

    Me gusta

    • Exactamente,Oferta/ Demanda.Nuevamente me hablas de Escritoras Redes Sociales y Amazon.Yo hablo de la Vida Real,Del día a día.El ejemplo que te he puesto,es un ejemplo en la vida Real no en las Redes sociales.Intento decir,que se está Visibilizando la Cultura LGTB,Literatura y Escritores/ Escritoras en un Mundo Virtual,y donde debemos Visivilizarla es en el Día a Día,en el Mundo Real.Y eso se logra con Trabajo,Implicación de todas partes e Instituciones,porque ellas también cumplen su función.Y dado que es un País,dónde la Cultura hay que venderla,debemos hacer las cosas con Seriedad,Sensatez ,Trabajo e implicación.Y Amazon,me hablas del peor sitio que existe para comprar un Libro.Por favor,te animo a que intentes comprar un Libro De Historia por Amazon.Como no sepas,el Título,y el Autor/ra te pasará lo mismo que a los Libros de Temática LGTB.Insisto,el Tema del que habla Emma,es una Responsabilidad de Todos y de Todas,ni solo de una parte.Buenos días,Nat y feliz fín de semana.

      Me gusta

      • Belén, es que yo creo que hablamos de temas diferentes. Me explico: tú estás planteando el debate desde el punto de vista del mundo real. Es decir, de las librerías, los editores, lo que es la literatura en su versión más “tradicional”. Y yo lo estoy planteando simplemente desde un experimento hecho en Amazon, que sí, que tienes razón, Amazon puede ser un desastre para encontrar libros de calidad o de un tema específico, pero mi experimento se centraba solo en una cosa: novela romántica lgbt/hetero. Y en eso Amazon tiene cientos y autopublicadas ya ni te digo. Así que aunque te doy la razón en lo que planteas, en cierta manera creo que estamos hablando de cosas diferentes. Por otro lado, comentarte que las herramientas que tiene un autor/a lgtb para publicitarse son nimias, prácticamente nulas. Se podría decir que todo el trabajo de marketing de su nombre y sus libros corren casi por su cuenta y máxime si se autopublica. Por otro lado, hablas de visibilización y estoy de acuerdo pero no lo estoy. Yo no me opongo para nada a que un autor lgbt muestre su foto, hable, vaya a presentaciones, etc, (es más, adelante para quien le guste!), pero sigo pensando que literatura es literatura: del mismo modo que me opongo a la moda de que solo haya cantantes guapos y no se valoran ya tanto las voces como su imagen, tampoco veo bien que los libros se vendan por cuántas fotografías o spam haga el autor. Creo que si alguien escribe bien, escribe bien, y eso es lo que se debería juzgar y tener en cuenta. Tal vez en un mundo ideal, vale, pero así debería ser.

        Me gusta

      • Jopeeeee, cuanto ha salido mi nombre. Estoy perdida. Señorita Mars, no me gusta Amazon, y no me gustan los experimentos. Pero me gustan sus Libros, Como Escribe y me enamora Ada. Y su Blog me parece interesante y lo visito de vez en cuando. Namasté Escritora.

        Me gusta

  4. Hola, emma tienes mucha razon hoy en dia es mas popular la novela hetero que la lgtb pero tiene que ver con que todavia hay cultura impuestas y el mercado tambien forma parte de esto y por eso todavia hay cambios que no existen sin lo reconozco hay un profundo cambio en los derechos, sim ebargo hay cosas que parece que no cambiam o por el contrario hay sistemas que no dejan que esto cambie….

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Annia, pues de veras no creo que se pueda sacar una única conclusión, ni tampoco podemos echar la culpa de todo a los heteros (como bien ha apuntado Belén en uno de sus comentarios), pero lo que sí parece es que sigue habiendo un cierto estigma sobre las novelas protagonizadas por personajes LGBT o más enfocadas a este público. Y es una pena. Solo digo que ojalá no fuera de ese modo.

      Me gusta

  5. Apreciada Emma:
    No sé, es complicado. Soy consumidora de literatura y pocos ascos le hago a algún género concreto. ¿Soy consumidora de novela lésbica? Sí, como también de composiciones de adolescentes que a veces tienen más calidad que algunas novelas románticas que he leído. ¿Por qué es importante definirnos como heteros o lesbianas? Las heteros no van por ahí presentándose: -Hola, me llamo X y soy hetero. ¿Es importante? NO. Yo estoy felizmente casada con un hombre pero NO me gustan todos los hombres. Y eso es lo que intento enseñar a mis alumnis. Todos somos diferentes, ¿qué haríamos si a todas nos gustase el mismo/la misma persona? ¿Me meto yo contigo por qué no te guste el chocolate? No. Nuestros gustos son y deben ser diferentes. Otra cosa es decir no a algo sin provarlo.
    El caso de la literatura lgtb es el caso de la ignorancia. Cuando aprendemos no nos la enseñan, debemos descubrirla nosotras (igual que muchas otras cosas). El problema será si no la descubrimos. ¿Pero no hay muchos autores a quienes tampoco decubriremos.nunca? Y ahí es donde entra Belén y su experiencia personal. Yo no la comparto porque no tengo mucho tiempo para ir a librerías. Prefiero Amazon (lo siento, Belén) no porque me permita descubrir a autores (a veces sí), sino porque me brinda inmediatez y alguien podrá decir también “anonimato” (aunque no es el caso). Y son las redes y mass media quienes me permiten estar al día de las nuevas publicaciones y descubrir lecturas interesantes. ¿No disfrutamos cuando un autor o autora nos dedica un libro? Sí. Pues imagínate tú si esa misma persona nos hace un comentario o conversa con nosotras. De alucine.

    Dice Belén que os escondéis. A mí me da igual si te llamas Emma o Ana o X (lo que no me da igual, SRA. MARS, es que durante 12 días se haya dedicado a escribir una novela, que sí ha vendido (y disculpa si no te felicito ni te pregunto por su título) y sí ha consumido 12 días de próspero y beneficioso trabajo en algo menos lucrativo pero sí más apetecible para algun@s) pero yo no soy mayoría.
    Y sí es verdad que l@s chaval@s están emocionad@s cuando conversan de tú a tú y se hacen selfies con escritoras/es. Y quizás por ahí iba Belén.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Marisa, encantada de leer tu comentario y de contar con una lectora que no se ciega por una orientación sexual u otra a la hora de elegir sus lecturas. Estoy de acuerdo con que se trata de un problema tal vez educativo, que sigue sin enseñarse del todo en los colegios (se aborda desde un punto de vista más teórico que práctico, creo yo) y que, precisamente por ello, cada persona tiene que hacer el esfuerzo de acercarse a estas novelas por su cuenta y riesgo. Tal vez se trate simplemente de desconocimiento, no lo sé, o de vagancia, todo es posible. Estoy convencida de que vosotros los profesionales lo sabréis mejor que yo.

      En cuanto a lo de “esconderse” siento decir que en eso no estoy de acuerdo. En mi caso particular, te aseguro que seguiría sin publicar mi fotografía o datos personales sobre mi vida, escribiera lo que escribiese. Soy una persona muy reservada a la cual no le gusta demasiado esas modas de hablar de uno mismo en internet o las redes sociales (ni siquiera tengo facebook personal, nunca lo he tenido); esa es mi razón, ni más ni menos. Igual que respeto a quienes sí les gusta y lo disfrutan, supongo que espero que lo hagan conmigo 🙂

      No hace falta ninguna felicitación por el libro ese, ni tampoco estoy interesada en dar el título. Concluido el experimento, ahí se ha quedado, sin más. Pero creo que no he entendido tu comentario. ¿Te ha molestado que haya hecho el experimento? ¿Es eso? En caso afirmativo, ¿por qué? Me crea curiosidad.

      Gracias por tus aportaciones y por seguir avivando el debate. Un beso.

      Me gusta

      • No. No. No me he expresado bien. Mis disculpadas.
        En primer lugar, quería decir que me parece bien que los autores no incluyan fotos suyas y que tampoco me importa si escriben con seudónimo. Todo el mundo tiene derecho a la intimidad. Para mí, lo importante es poder disfrutar de una buena lectura. Y la foto o la vida personal de ese escritor no es de mi incumbencia.
        En segundo lugar, solo me molesta el experimento por puro egoísmo. 12 días menos para que se publique una nueva historia de alguien que me gusta como escribe y a quien me divierte leer.
        Que quede claro que no me molesta el experimento. Aunque era de suponer el resultado (más descargas que con una novela lgtb) y SÍ ha seevido para que como lectora, abra los ojos ante la realidad. Y esa es que las hetero no quedamos muy bien. Pero tampoco los/las lectores/as, y eso sí es preocupante.

        Me gusta

  6. Es cuestión de gusto de genero y cultura. La literatura es como el cine hoy en día. Ver una película con contenido heterosexual romántico sin tener la mejor trama es factor predominante para llegar a las masas. pero si vamos a géneros en específicos serian otros los grandes generadores de grandes rubros. Pero si nos en enfocamos a un genero en especial la películas o literatura LGBT no puede llegar de forma comercial como lo hace cualquier película o libro por que a mi parecer su aporte se enfoca en un genero el romance. literatura LGBT románticas abundan ( con sus excepciones obviamente!! ) pero y si busco literatura LGBT en acción o terror policíacas y demás son contadas. si hubiera mas variedad quizás haría una pequeña diferencia y digo pequeña por que también hay que mencionar el cultural que es otro rollo mas que hay agregar.

    Me gusta

  7. Hola! Acabo de descubrir tu blog, y espero en breve descubrir tus libros. Es un tema complejo, desde luego. Y el debate entre Belén y tú ha sido interesantísimo, aunque desde dos perspectivas distintas, una la publicación tradicional y otra la “moderna”. A mi me da la impresión de que un buen lector lo lee todo, no importa si es un libro que cumple con la heteronormativa o no, aunque aún queden muchos reticentes a ciertos temas. Yo soy súper reticente a leer género fantástico… por ejemplo. Quizá se vende más hetero porque, simplemente hay más heteros, o porque se parte de mucho desconocimiento y de poca visibilidad. Aunque somos un país que se jacta de la máxima aceptación del colectivo LGTB falta, a mi parecer algo fundamental, la normalización. Palabras como tolerancia y aceptación implican la posibilidad de no tolerar o aceptar, lo fundamental es que todo nos parezca normal, no aceptarlo o tolerarlo como si estuviéramos perdonándole la vida a alguien o fuéramos unas seres magnánimos. No, hay que normalizar. Cuando eso esté en las cabezas de las personas puede que se rompa con ciertos comportamientos a veces inexplicables. Yo tengo un libro complejo, un triángulo amoroso entre dos mujeres un hombre, por lo tanto trato la bisexualidad… está costando…porque además es muy político y erótico, lo sé un caso raro de libro. No sé si la gente está preparada para términos como bisexualidad o poliamor… imagino que a medida que esto deje de ser algo extraño la gente comenzará a leer más porque si ha interiorizado ese concepto, normalizará la lectura de ese tipo de libros. Bueno, es mi humilde opinión…Un besito y gracias por el experimento y el debate.

    Me gusta

    • Una última Reflexión y ya me retiro del Debate en torno a la Publicación. Estoy trabajando para que la Biblioteca pública del Pueblo donde vivo.,incluya en sus estanterías libros de Temática LGTB. Algo que debería estar ya normalizado y visible en las Bibliotecas públicas. Por lo tanto, creo Emma que con tu experimento nos has hecho reflexionar y eso es un buen paso adelante. Namasté srta Mars.

      Le gusta a 2 personas

  8. Pingback: Laura, Andrea, Emma y la literatura lésbica

  9. ¡Qué curioso tu experimento! En cierto modo lo veo normal pues, como tu dices, hay muchos más heteros y lo principal que buscas cuando lees este tipo de novelas es sentirte identificado con un personaje. Sin embargo, me da mucha lástima que la gente se pierda grandes novelas LGTB porque no acompaña a lo que ellos están acostumbrados.
    Me acuerdo que cuando comencé a leer los primeros libros de nuestra temática me sentí como ciertos estados en EEUU donde los libros de Darwin están totalmente prohibidos. Me escondía o incluso cuando iba en transporte publico los forraba para que no se viese por fuera su título.
    Me da mucha pena que se trata de normalidad una situación que desde el punto literario no acaba de despegar. Hay escritoras LGTB maravillosas que han hecho novelas con mucho peso literario.
    En fin, el camino aún es muy largo, y seguimos en la batalla. Por lo pronto, yo pienso acabar mi novela y probar suerte jajajaja
    Un saludo.

    Me gusta

Dime algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nico, por favor

Descarga el ebook de la novela Nico, por favor

Mirador estropeado

Aprendriz de vigía

Una chica de Marte

El blog de Emma Mars

De Princesas y Meigas

Relatos y Otras Historias

Atrezo y Esbozos

El Cuaderno de Lily

En vivo

Sitio personal de la escritora Mónica Martín

Iris Grace

Iris Grace Painting

Disforia Sexual en San Francisco

Literatura y otras cosas que quieren parecerse a ella

Blogracho

y alcoholizado de palabras

laprofesobreviviente

Mejor es vivir para contarlo

claraasungarciablog

Este sitio WordPress.com es la caña

Eley Grey

La educación y la visibilidad son las herramientas para conseguir la naturalidad

A %d blogueros les gusta esto: